LA CAPITAL 

Advierten que la salud privada quedó "totalmente desfinanciada" sin los ATP

Rodrigo Sánchez Almeyra, vicepresidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario, remarcó que esto generó un severo daño económico

04:15 hs - Jueves 07 de Enero de 2021

El vicepresidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario, Rodrigo Sánchez Almeyra, elevó un encendido reclamo general de la salud privada del país. Advirtió que por la determinación del gobierno nacional de dejar de otorgar los aportes para el trabajo y la producción (ATP) que se utilizaban para el pago de sueldos de los empleados, el sector quedó “en una encrucijada, muy desguarnecido y con los brazos caídos”. Además, destacó que el sistema de salud quedó “totalmente desfinanciado” y que ese escenario genera “gran preocupación”.

Esta situación de incertidumbre multiplica sus efectos, teniendo en cuenta que las autoridades sanitarias están advirtiendo sobre un nuevo rebrote de coronavirus a nivel nacional.

El presidente del directorio del sanatorio Británico explicó esta angustiante problemática. “Durante todo el 2020, el sector de salud privado tuvo realmente muchísimos gastos porque se tuvo que equipar para poder enfrentar la pandemia. Tuvimos que dividir las instituciones en dos: una para Covid y otra para no Covid”, comentó Sánchez Almeyra.

Y amplió: “Además, hubo mucha inflación que influyó en el precio de los medicamentos, algunos por el dólar, y otros por el desbalance que hubo entre oferta y demanda. Los sanatorios pudieron persistir durante todo ese año de tantas dificultades económicas, en el cual no hubo ningún tipo de aumentos de aranceles en ninguna obra social, con la ayuda que brindaba el gobierno con los ATP”.

En ese marco, el directivo lanzó fuertes cuestionamientos al gobierno y brindó cifras que describen las complicaciones en el tablero de acción. “Terminado el año pasado, y sin que finalice la pandemia por el coronavirus, por lo que seguimos de internación restringida en las otras enfermedades y con muchas actividades disminuidas, sobre todo en las ambulatorias; el gobierno dejó de dar los ATP y el sistema de salud se quedó sin fondos para poder financiar el desbalance de aranceles que tenemos, que se encuentra alrededor del 55 por ciento”.

“Esto nos pone ante una auténtica encrucijada, nos produce un daño económico muy importante, y podría llegar a derivar en severas complicaciones para poder pagar sueldos en algunas instituciones. Incluso, para pagar sus insumos y sus obligaciones”, puntualizó el vicepresidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario.

En relación a las principales necesidades en el sector, Sánchez Almeyra resaltó que “precisamos más financiamiento en salud, aumento de aranceles, o que continúen las ventajas que nos venía dando el gobierno con el otorgamiento de los ATP, más algunas ventajas impositivas, como la reducción de algunas contribuciones patronales, y la disminución del impuesto a los débitos y créditos bancarios”.

El directivo volvió a enfatizar que “vemos este escenario como una gran encrucijada, por eso necesitamos una respuesta urgente de parte del gobierno”. Y recordó que “la situación de falta de financiamiento es muy grave en el sector privado de salud. Por eso necesitamos que nos sigan apoyando con los subsidios de 2020, a produciendo un aumento de financiamiento en el sector salud”.

“Muy preocupante”
Sánchez Almeyra se encargó de subrayar que este reclamo “lo hacemos como prestadores de salud”. Y confió que “necesitamos recuperar rápidamente el financiamiento para poder dar respuestas de salud adecuadas, sobre todo teniendo en cuenta que se viene un segundo pico de pandemia, y no sabemos cómo va a terminar esta situación que generó el Covid”.

El médico confió que “la situación es muy preocupante porque se esperan picos para los meses de febrero y marzo, que nos van a encontrar con los brazos caídos, muy desguarnecidos. Y, desde el punto de vista económico, vamos a tener que comprar insumos nuevamente, y son extremadamente caros”.

“Todo esto puede generar un daño muy severo a la situación sanitaria nacional”, subrayó y advirtió que “el sector privado atiende el 70 por ciento de la población” en este país.

Exigen respuestas
Teniendo en cuenta este panorama, la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario vehiculizó los reclamos a las autoridades. Sus directivos confiaron que esta semana se pudo plantear con claridad esta compleja situación en una reunión que protagonizaron el titular de la Unión de Entidades de Salud Privadas (Claudio Belocopitt) y el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Sánchez Almeyra remarcó que este escenario general se “repite en todo el país”, y que necesitan respuestas de “manera urgente”.

En este marco la Asociación ya pidió otras reuniones con el gobernador de la provincia, Omar Perotti, y con su ministra de Salud, Sonia Martorano, quien ya está al tanto de esta severa problemática del sector privado.

Desde la entidad remarcaron que “los sanatorios y clínicas de la ciudad están preparados” desde el punto de vista técnico y de recursos humanos para afrontar la pandemia, pero repitió que el problema más severo que enfrentan es el “desfinanciamiento”.