8 de marzo de 2019  DIARIO LA NACIÓN

 
El paro general que se había comenzado a gestar en la CGT para ser activado en abril quedó por ahora congelado. Está en suspenso a partir de una negociación que se abrió con el Gobierno a cambio de más fondos para las obras sociales y de la posible creación por decreto presidencial de una agencia médica que tendrá como uno de sus objetivos reducir los amparos judiciales que disponen la cobertura de servicios médicos no cubiertos por el Programa Médico Obligatorio (PMO).
Nadie en la CGT admitirá abiertamente la tregua. Es más, los gremios industriales, de los más castigados por la caída del empleo y la apertura de las importaciones, pondrán la guardia en alto con una movilización callejera en rechazo del rumbo económico de la gestión de Cambiemos. En ese sentido se avanzó ayer en una reunión con representantes de la Confederación General Empresaria, que nuclea a cientos de pymes.